Ciudadania italiana para argentinos, obtenerla con un juicio

Abogado en Italia  especializado en trámites de ciudadanía


Los ciudadanos argentinos que no puedan alcanzar la ciudadanía italiana por el procedimiento común debido a la interrupción de la línea de transmisión de la ciudadanía, tienen la posibilidad de lograrlo con un juicio.
Existe un volumen bien considerable de argentinos descendientes de italianos, pero de ellos, para algunos será posible obtener la ciudadanía italiana sin mayores inconvenientes, y para otros no.

obtener la ciudadanía italiana

¿Acaso no basta con ser descendiente de italiano para tener derecho a la ciudadanía?


¿Qué es la interrupción de la línea de transmisión de la ciudadanía?
A estas interrogantes puede obtener respuesta clara y precisa en estas líneas. Vea usted:
Argentina es uno de los países latinoamericanos que recibió mayor afluencia de inmigrantes italianos, flujo que, además de masivo, se mantuvo  por más de ciento cincuenta años. Este dato explica que el número de argentinos descendientes de italianos sea hasta hoy verdaderamente grande.


El Estado italiano, en lo que respecta a la ciudadanía italiana, ha adoptado el principio del ius sanguinis, o derecho de sangre, para la determinación de la ciudadanía, el que se traduce como: El hijo de padre o madre italiano, es italiano. Sin embargo, la alternativa que alude a la madre no siempre fungió como tal, sino que antes de 1948 la aplicación del principio de ius sanguinis solo era posible por vía paterna, sin que existiera  la posibilidad de la mujer transmitiera la ciudadanía italiana a sus hijos. Así que, antes de esa fecha, el principio que hemos referido funcionaba en una versión más corta: El hijo de padre italiano, es italiano.


¿Qué sucedió en 1948? Pues que se puso en vigor una nueva Constitución, la que, en su condición de Ley Fundamental, o Carta Magna, que rige la dirección y el sentido de toda norma jurídica inferior a ella, eliminó la incapacidad de la mujer italiana  para transmitir su ciudadanía a sus hijos, que venía dada por antañas normativas que obligaban a la mujer a adoptar la ciudadanía del marido, si este era extranjero, y perdía la suya propia.  Tampoco Italia aceptaba la doble ciudadanía en esa época, y no lo hizo hasta fecha tan reciente como es el año 1992, así que no había remedio, la mujer italiana se casaba con un extranjero y perdía irremediablemente su ciudadanía, recibía la del marido, y sus hijos no eran hijos de padre ni madre italianos.

 

Ciudadanía italiana para argentinos con un juicio
Le explicamos todo lo anterior para que pueda usted comprender el fundamento de por qué no todos los argentinos descendientes de italiano son aptos para adquirir la ciudadanía italiana hoy en día.


La legislación actualmente vigente en Italia en materia de ciudadanía dispone que para obtenerla por descendencia es preciso que se establezca una línea ininterrumpida desde el antepasado italiano hasta el solicitante, desde dos puntos de vista: Desde el punto de vista del parentesco consanguíneo y desde el punto de vista de la transmisión de la ciudadanía.
Dicho de otro modo:
- Que no puede interrumpirse la línea de sangre significa que hay que probar la filiación eslabón por eslabón de la cadena parental.
- Que no se interrumpa la transmisión de la ciudadanía significa que la ciudadanía tiene que fluir desde el ancestro italiano original hasta el solicitante actual.


Entonces, si en la cadena o línea familiar existe una mujer casada antes del 1ro de Enero de 1948, solo se transmitirá la ciudadanía italiana a los hijos que haya alumbrado antes de esa fecha. Respecto a los hijos nacidos con posterioridad, la línea de transmisión queda interrumpida.


Para suerte de los argentinos descendientes de italianos, existe otra posibilidad de alcanzar la ciudadanía italiana por consanguinidad, solo que a través de un juicio.
Que sea a través de un juicio quiere decir que no se consigue por medio de un procedimiento de carácter administrativo, ese que se realiza comúnmente entregando la documentación en la sede consular, la que la remite al Ministerio del Interior de Italia, sino que es preciso iniciar un proceso judicial, ante los tribunales, a fin de obtener un reconocimiento de la ciudadanía por sentencia.


La diferencia entre la vía administrativa y la jurisdiccional radica en que las mismas competen a diferentes ámbitos del poder del Estado, esto es, al ejecutivo y al judicial, respectivamente.


Ciudadanía italiana para argentinos con un juicio
En primer lugar debe tenerse a la mano la documentación completa relativa a los parientes que  integran la genealogía del solicitante, tal y como si se fuera a realizar el trámite por la vía consular.
La única diferencia consiste en que la interrupción de la transmisión al llegar a la mujer que tuvo hijos después del 1ro de Enero de 1948 no es causa para el rechazo del caso, sino todo lo contrario, es el fundamento para que conozca el tribunal.


Es obligatorio contratar un abogado, porque la representación letrada es imprescindible para comparecer en el juicio. Se recomienda solicitar los servicios de un abogado en Italia, especializado en trámites de ciudadanía, de preferencia que tenga en su currículo casos de reconocimiento de ciudadanía por juicio exitosos. Es importante que el abogado tenga dominio del precedente obrante en este sentido,  las sentencias favorables, las declaraciones de inconstitucionalidad de las normas que atentan contra principios tan defendidos como la igualdad de género y el rechazo a la discriminación de la mujer y las consecuentes violaciones de sus derechos.

abogado en Italia, especializado en trámites de ciudadanía

Enarbolar ante los jueces  la posición del Estado italiano en la arena internacional en estos frentes es importante, necesitándose para ello dominio de los documentos internacionales de los que Italia es signataria, y que la comprometen, como Estado, a mantener una actuación consecuente con tales principios.
Obtenida la Sentencia, la misma debe ser inscrita, y posteriormente se fijará cita para la juramentación, acto que representa la consumación del reconocimiento de la ciudadanía italiana.
La obtención de la ciudadanía italiana por argentinos mediante juicio es una posibilidad que no debe ser desdeñada.  No se debe subvalorar esa oportunidad, o apreciarla con una óptica pesimista. Puede representar un obstáculo en cuanto a costes, si se piensa en los honorarios del  abogado, por ejemplo, y los costes del juico en general,  pero siempre hay que sentarse a valorar. 

Porque, a fin de cuentas, el ciudadano argentino que no tiene el inconveniente de la interrupción de la línea de transmisión, también enfrentará gastos para obtener la ciudadanía. Además, quien no logra completar la cadena sucesiva no tiene otra salida, y la falta de otras alternativas es siempre un poderoso acicate.



O llama al +54 911 2550 1959 - di que nos has visto en ciudadaniaitaliananet.com

O envia un email a gc@studiocerulliarena.com - di que nos has visto en ciudadaniaitaliananet.com

© 2015 ciudadaniaitaliananet.com. All Rights Reserved. Designed By ciudadaniaitaliananet.com