Ciudadania italiana, como tramitarla en italia, nacionalidad

Tramites de la ciudadania sin viajar a Italia, abogado internacional

Tramites de la ciudadania sin viajar a Italia, abogado internacional

La ciudadanía italiana puede ser tramitada desde Italia, en cualquiera de las variantes que existen para ello, y también desde el exterior a través de los consulados italianos. La ciudadanía italiana se obtiene por:


- Derecho de sangre (por descendencia)
- Matrimonio
- Naturalización


Las dos primeras formas de adquisición de la ciudadanía pueden tramitarse, optativamente, desde Italia o desde el extranjero. En cuanto a la tercera, la ciudadanía por naturalización, tiene varias modalidades, y solo en una de ellas existe la posibilidad de acceder desde el extranjero, que es cuando el solicitante ha cumplido servicio militar para el ejército italiano, o ha desempeñado cargos en instancias dependientes del Estado italiano, aun en el extranjero. El resto de las modalidades de la naturalización parten de la residencia en suelo italiano, y se tramitan desde ese país.


Para tramitar la ciudadanía desde Italia, es preciso que el solicitante se encuentre en territorio italiano y que haya ingresado legalmente. La solicitud de ciudadanía es personal, aunque a la hora de recoger el pasaporte puede designarse para ello un apoderado.
Puede tramitarse la ciudadanía desde Italia tanto poseyendo permiso de residencia, o en ocasión de una corta estadía, en calidad de turista, por ejemplo. Los extranjeros residentes en países miembros de la Unión Europea cuentan con la ventaja de la visa schengen, que concede un mayor margen de tiempo.


La tramitación de la ciudadanía desde Italia tiene sus ventajas. Por ejemplo, si se trata de una solicitud de ciudadanía italiana por descendencia, es necesario, en primer lugar, ubicar al ancestro italiano más cercano en la línea de sangre. Se requiere disponer de la mayor cantidad de información posible respecto a esta persona, destacándose el lugar donde estuvo domiciliado por última vez en Italia, para poder obtener documentos que son imprescindibles para el procedimiento de adquisición de la ciudadanía en la comuna donde hubiere estado asentado, tales como la partida de nacimiento, o fe de bautismo; certificación de matrimonio civil, si este fue celebrado en Italia; sentencia de divorcio y declaración de su firmeza o cosa juzgada; y certificación de defunción.


Tramitar desde Italia supone una ventaja además porque se facilita la ubicación de los registros donde figuren asentados estos eventos, máxime teniéndose en cuenta que los consulados no brindan este servicio.


Y ya que mencionamos a los consulados, ahí precisamente reside otra de las ventajas de tramitar la ciudadanía desde Italia, porque las citas para los consulados suelen concederse con mucho tiempo de antelación, lo que implica, en muchos casos, y en dependencia del volumen de descendientes de italianos que exista en el país de que se trate, una espera de hasta varios años. Países como Argentina, Colombia y Brasil, ostentan un porcentaje elevadísimo de personas cuyos ancestros fueron italianos, debido al intenso flujo migratorio que se produjo, y que se sostuvo hasta 1970, desde Italia hacia esos, y otros,países americanos.


La solicitud de ciudadanía italiana por descendencia y por matrimonio se presenta ante la prefectura civil correspondiente al lugar donde se haya fijado domicilio en Italia, y se concede a través de Decreto del Ministro del Interior. Mientras que la solicitud de ciudadanía italiana por naturalización se otorga por Decreto del Presidente de la República Italiana.

 

solicitud de ciudadanía italiana por descendencia y por matrimonio
Como tramitar la ciudadanía italiana desde Italia. Detalles
- Al llegar a Italia con el objetivo de tramitar la solicitud de ciudadanía, es preciso ganar tiempo. Por ello se recomienda que antes del viaje, el interesado  procure recabar la mayor cantidad de información referente al ancestro italiano a partir del cual se habrá de establecer la línea de sangre. Su nombre y apellidos, completos y correctos, fecha y lugar de nacimiento, son un buen punto de partida. Pero puede precisarse más si se conoce donde fue bautizado, dónde contrajo matrimonio, etcétera. Muchas personas reúnen todos estos documentos desde el exterior a través de gestores que operan en Italia, y planifican el viaje a Italia solo para presentar la solicitud de ciudadanía.


- Debe fijarse un domicilio temporal, pero fijo, es decir, es temporal porque la persona hará una estadía corta en el país, pero fijo porque no debe estar cambiando de paradero durante el trámite. Lo ideal es un arrendamiento formal, con contrato, y además debe garantizarse que el titular del inmueble esté dispuesto a comparecer en calidad de hospedador.  


- Acto seguido, y siempre dentro de los ocho primeros días contados a partir del arribo a Italia,  debe realizarse una declaración de presencia ante la jefatura de policía con jurisdicción donde se fijó el domicilio. Este documento no equivale en modo alguno a un permiso de residencia, se trata de un mero acto enunciativo. En algunas comunas o localidades italianas este documento se considera opcional porque para la estadía de la que estamos hablando el visado en el pasaporte es suficiente, pero a los efectos de la tramitación de la ciudadanía desde Italia es conveniente poseer la declaración de presencia.


- El próximo trámite es obtener un código fiscal. Este se solicita en la Agenzia delle Entrate, y para ello solo hay que aportar el pasaporte y la declaración de presencia.


- Luego hay que inscribirse en el anagrafe de la comuna, lo que se practica mediante una Declaración de Residencia. En esencia no es más que una comunicación del lugar donde se estableció el domicilio. En este trámite se suele exigir la presencia física del hospedador, y posteriormente un funcionario comprobará que el solicitante efectivamente reside en el sitio indicado.


- Habiéndose obtenido la Declaración de Residencia, se puede proceder a presentar la solicitud de reconocimiento de la ciudadanía italiana.  La recomendación más importante es este paso final es estar bien seguro de que la documentación que acredita la línea de sangre esté correcta, que no existan errores ni incongruencias porque ello echaría por tierra todo el camino andado. La presentación de la solicitud está gravada únicamente con la colocación de una estampilla o sello timbrado, sin otro costo adicional.

 
 

O llama al +54 911 2550 1959 - di que nos has visto en ciudadaniaitaliananet.com

O envia un email a gc@studiocerulliarena.com - di que nos has visto en ciudadaniaitaliananet.com

© 2015 ciudadaniaitaliananet.com. All Rights Reserved. Designed By ciudadaniaitaliananet.com