Ciudadania italiana desde venezuela, tramites en línea Italia

Imprimir

Abogado italiano para solicitar la ciudadania desde Venezuela

Abogado italiano para solicitar la ciudadania desde Venezuela

Ciudadania italiana desde Venezuela (abogado en Italia), Venezuela es uno de los países latinoamericanos que presenta un importante sector de la población con origen italiano, por lo que abundan las solicitudes de ciudadanía italiana por concepto de la descendencia. Los venezolanos pueden hacer el trámite desde Italia, si residen allí, siendo un requisito para ello estar asentado en el anagrafe poblacional del Municipio correspondiente. También a través de la sede consular, si reside en Venezuela u otro país extranjero.


Pasos a seguir antes de presentar la solicitud en la sede diplomática correspondiente:
1. La primera parte del trabajo es prácticamente doméstica, se hace en casa, y consiste en reunir toda la información posible sobre el antepasado italiano que posibilita obtener la ciudadanía. Hay que llegar a disponer de tres elementos: Su nombre, o nombres, y apellidos; la fecha de nacimiento, y el lugar de nacimiento.

A partir de estos datos ya se puede indagar sobre el lugar donde estuvo domiciliado en Italia, porque así se identifica el comune donde estará asentado su nacimiento. La información que se recopile permitirá saber también si en Italia contrajo matrimonio, nombre del cónyuge y lugar de la formalización de la unión.


2. Es importante dirigirse al consulado que le corresponda, según el Estado venezolano  donde resida, a los efectos de informarse sobre los documentos que necesita acompañar, porque cada consulado se reserva el derecho de solicitar la documentación que considere oportuna para probar extremos como la residencia en el Estado en cuestión, la conservación de la ciudadanía italiana por el antepasado que se alude, y otras cuestiones que se encuentran sometidas a sus facultades. Por ejemplo, algunos consulados no exigen que se acompañen los mismos documentos que ya constan en el expediente de otro familiar que desciende del mismo ancestro italiano, que también está solicitando la ciudadanía, mientras que otros consulados sí exigen un expediente completo e independiente para cada persona.


3. Después llega el momento de obtener las actas necesarias en Italia. Las embajadas y consulados no realizan este trámite pero si pueden facilitar los datos del Registro Civil correspondiente, según el Municipio, y una proforma de carta para enviar la solicitud. Los trámites desde Italia también pueden  realizarse online, mediante plataformas digitales que actúan como facilitadores para la obtención de las partidas italianas. Por ejemplo, la búsqueda de documentos históricos puede hacerse a través  de un portal digital que permite hacer un rastreo a partir del nombre de la persona.  Para ello el interesado debe registrarse, obteniendo un nombre de usuario y contraseña, que le permitirá acceder a su perfil para el seguimiento del trámite en cuestión. Estando diseñado con cuadros de diálogo donde se escoge el servicio que se necesita, y a partir de ello se despliegan las opciones. Por esta vía es posible localizar los asentamientos en los registros civiles, y hacer búsquedas por rangos, en caso de que no se disponga de la fecha exacta del acontecimiento que se precisa certificar.


4. Hay que solicitar las certificaciones de nacimiento de todos los descendientes en línea directa desde el ancestro italiano hasta llegar al solicitante, cada uno con la documentación relativa a matrimonio, divorcios, y fallecimiento en su caso.


5. Obtener acreditación documental de mantenimiento de la ciudadanía del antepasado italiano, lo que se logra mediante certificación de que no obtuvo ciudadanía venezolana, antes de 1992. Si se trata de un ancestro mujer, es decisivo que no se haya casado con un extranjero antes de 1948, porque en ese caso ella perdió la ciudadanía italiana por el matrimonio y no la transmite a sus descendientes. La información relativa a si el ancestro adoptó la ciudadanía venezolana se obtiene a través de la Gaceta Oficial de la Naturalización Venezolana. Si esta búsqueda fuera infructuosa, puede recurrirse al Departamento de Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual emite un Registro de Matricula de Extranjeros, documento idóneo para demostrar que el antepasado en cuestión era italiano.


6. Obtener certificación de antecedentes penales del solicitante, en Venezuela, y en cualquier otro país donde haya estado residiendo desde los catorce años hasta el momento de presentar la solicitud de ciudadanía italiana. Importante: Este documento debe ser tramitado en último lugar, porque solo tiene validez por seis meses a partir de su emisión.


7. Legalizar en el Ministerio de Relaciones Exteriores los documentos para que sean válidos en el extranjero, puesto que serán enviados para su inscripción Italia.


8. Apostillar los documentos y traducirlos al italiano mediante traductor oficial. Los consulados proporcionan las listas de traductores con firma registrada.


9. Pedir cita en el consulado correspondiente para la entrega de los documentos. Como dijimos antes, cada consulado funciona según sus propias normas administrativas, lo que incluye horarios de atención, mecanismo para la concesión de citas, etcétera. En algunos para entregar los documentos no se precisa cita, sino que basta con depositar en taquilla las fotocopias en un sobre. Para continuar el proceso y entregar los originales se contacta al interesado vía email.


El plazo para obtener el resultado es de veinticuatro meses, pero muchas veces se resuelve en mucho menos tiempo.
Importante recordar que: Las ventajas que brindan las plataformas online son indiscutibles, pues permiten ahorrar tiempo y dinero, proporcionando un acceso expedito a muchísima información y documentos, pero, la presentación de la solicitud de ciudadanía es siempre personal, y no admite representación ni intermediarios.


Los documentos obtenidos desde Italia no necesitan ser apostillados ni traducidos. Los documentos obtenidos en Venezuela u otro país obligatoriamente deben ser legalizados en el Ministerio de Relaciones Exteriores correspondiente, apostillados, y traducidos.

 
iana  en